¿ Físico o Personalidad ?

Tras un pequeño parón..¡ Estamos de vuelta !

¿Qué valoramos más a la hora de ligar , el físico o la personalidad? ¿En qué medida?

Como ya viene siendo costumbre,para averiguarlo, os lo hemos preguntado…¡Aquí tenéis el resultado!

¡Esperamos que os guste!

Germán.

Estamos de vuelta

Entre la carrera, exámenes, y  pitos y flautas, llevamos mucho tiempo sin escribir ni subir nada… ¡Pero OJO, que seguimos aquí!

En breves volveremos a la carga…

 

Lahoradelpatio en Aste Nagusia

Nos hemos infiltrado en fiestas de Bilbao a ver qué se cuece..

¡ Esperamos que os guste !

P.D: Disculpad la calidad del audio

Estados Unidos, tierra de libertad

El otro día, viendo un programa sobre los bombardeos atómicos de la Segunda Guerra Mundial, me di cuenta de una cosa. Estados Unidos, la potencia de potencias, que se jacta de ser el hogar de la libertad y la nación de las oportunidades, es en realidad pura imagen. Increíbles puestas en escena que ocultan (o lo intentan) los (muchos) fallos de esa gran nación. Puro show.

Y es que es curioso cómo entienden allí las cosas. Comenta con cualquier americano las matanzas que llevaron a cabo los nazis o los japoneses durante la Segunda Gran Guerra y le faltarán adjetivos y tiempo para describir lo horribles y asquerosos que eran esos “hombres”. Sin embargo, el asesinato de unas trescientas mil (sí, seis cifras, cinco ceros) personas en Hiroshima y Nagasaki, la mayoría de las cuales eran civiles, niños, mujeres y hombres que se despertaban como cualquier otro día, está totalmente justificada.

Con la excusa de evitar una guerra que hubiese matado a millones de personas, usaron a dos ciudades enteras como conejillos de indias para saber qué efectos tenía sobre la salud humana el último “juguete” del ejército americano (porque el escaso valor militar de las ciudades no fue la causa de los ataques). Por lo menos funcionó y Japón se “salvó” de la devastación de una guerra.

Pero no terminó ahí la hipocresía americana. “Libertad, sí, pero a ratos”, debieron pensar los americanos, porque en los años siguientes a los bombardeos, se estableció una comisión de censura que filtraba todo lo que se publicaba, fotografiaba o dibujaba sobre las dos ciudades y las bombas atómicas. Los caracteres usados para referirse a los términos “radiactividad” y “bombardeo atómico”,por ejemplo, fueron retirados de las imprentas, y la versión oficial del gobierno era que la bomba atómica era limpia, que sólo emitía radiación nociva en los instantes posteriores a su detonación. Una enorme montaña de mierda y mentiras que seguramente ayudó a los americanos a sentirse bien y pensar que su país seguía siendo inocente y perfecto. LIBRE. Como les gusta esa palabra, y cómo la desmerecen a veces.

Y es que no acaba ahí la cosa. Mientras mataban a civiles y censuraban, hay que acordarse de que, hasta 1965, en Estados Unidos los negros eran, en toda regla, ciudadanos de segunda. En algunos casos no se les permitía ni votar, la segregación estaba a la orden del día, y estaba clara la diferencia entre hospitales o colegios de blancos y de negros, por ejemplo. Pero, ¡qué asco esos nazis, tratando a los judíos como seres inferiores! Pues estupendo. Consejos vendo, y para mí no tengo.

Bueno, por lo menos todo eso pasó hace unos 50 años, ¡Estados Unidos es hoy la libertad hecha estado!… ¿o no? No hay que irse tan lejos, la doble moral no pasa de moda en América. Sólo hay que mirar a Guantánamo. No hace falta ni un juicio para acabar en una cárcel donde los presos no tienen derechos. “Pero es por el bien de la seguridad mundial”. Genial. El día que una persona inocente sea torturada en Guantánamo podremos considerarle un mártir involuntario de la libertad. Pero total, si eso pasa ni nos enteraremos, porque para algo existe la censura. ¿Y no iba Obama a cerrar ese tinglao? Lo dicho, puro show.

Y más recientemente aún, Estados Unidos se ha visto salpicado por un escándalo del que yo creo que se ha hablado bastante poco. El caso Snowden, ha puesto de manifiesto que, básicamente, la NSA (la agencia de seguridad nacional americana), puede cotillear todos los datos que quiera de las principales compañías tecnológicas del país, de Google a Facebook con muchas otras entre medias. Pero no dejan pasar ninguna oportunidad de criticar a China por su férrea censura en internet, es mucho mejor su “libertad vigilada”.

¿1984? Nos espían, pueden torturar a quien quieran, pueden justificar y hacer creer que una matanza o una invasión (no son pocas las que llevan, siempre con el estandarte de la libertad y la democracia) son buenas y justificadas, y hacer que solo nos enteremos de lo que les interesa. ¿Qué diferencia hay con la tirana potencia que inventó Orwell? Muchas, seguro, y no todo es malo. Se diga lo que se diga, la gente sigue teniendo la imagen idealizada de la América libre, valiente y avanzada que, real o no, nos venden. Y es que ningún aparato de propaganda ha resultado ser tan eficaz en la historia como Hollywood. Y hoy en día, la gente sigue llevando las barras y estrellas en camisetas, pantalones y cualquier sitio que se pueda imaginar, con orgullo. Seguimos fardando de libertad con cada hamburguesa que nos comemos, con cada paso de nuestras nike, con todo. Todo es ideado en América (que no fabricado, porque Asia es quien nos viste a todos). En qué conversación no se oye un “pues en Estados Unidos esto es distinto, mejor…”. No falla.

A lo mejor todos vivimos el sueño americano, pero no el que nos han vendido, si no el que nos han impuesto.

*Todo esto no intenta ser una crítica barata al consumismo ni al imperialismo americano. No tengo nada contra el “compro luego existo”, ni sé si cada movimiento de EEUU esconderá un plan maestro para sodomizar al mundo. Solo se me ocurrieron una serie de sinsentidos que me apetecía comentar.

AF

Etiquetado , ,

Todavía queda gente maja

El otro día me tocó trabajar en un evento al aire libre. Sobre el mediodía estaba ya descojonao, y se me debía de notar en la cara porque la abuela de uno de los críos que participaba en las actividades –que ,por cierto, era la encarnación de Muriel, la entrañable abuelita de Agallas, el perro cobarde-me preparó con todo su cariño un bocata .No es que yo hubiese sido especialmente amable con ella , simplemente lo hizo de buena fe, como gesto de bondad, porque me vio cansado y quería darme una alegría.

Un gesto tan desinteresado me pilló por sorpresa. Y no sólo a mí. Uno de mis compañeros dijo “joder macho, todavía queda gente maja”… Ese comentario me dio qué pensar. Y es que va más allá de una mera ocurrencia; es una frase que trasciende .Refleja nuestra concepción del ser humano.

Resulta  desalentador el hecho de sorprenderse ante actos así, los cuales debieran ser el pan nuestro de cada día. Dice muy poco de las expectativas que tenemos en las personas. Desencanto es la palabra.

Malos rollos y desmotivaciones.com  a  parte,  esta vez no escribo para meterme con lo malos que somos todos –pero siempre me gusta dejar el recadito- . Al contrario, lo hago para elogiar actos como el de la Muriel bilbaína .

Con personas así da gusto joder. Renueva uno su confianza en el ser humano y todo se ve distinto, color de rosa, como suele decirse. Le alegran a uno la vida. Por mala que sea la situación siempre nos quedan cosas tan básicas pero profundas como la calidad humana para iluminarnos el  corazoncito.

¡Que viva la gente así, y que cumplan muchos más ¡

P.D.  Al hilo del tema, recomiendo echar un vistazo al último anuncio de Aquarius ,el de los políticos, Es muy bonito.

Gman.

Viajes de verano

¡Por fin tenemos el reportaje sobre viajes de verano, esperamos que os guste!

Gracias y des-gracias

Ha sido esencialmente en la universidad cuando me he dado cuenta del primordial papel que desempeña la figura del enseñante en nuestra vida. Miro atrás y veo que mis gustos y aficiones, e incluso aptitudes, han sido perfilados por quienes me han educado. Sin duda, considero que ellos han encauzado mi vida: familia, sociedad, literatura, medios… no sólo profesionales de la docencia. No obstante, quiero centrarme en éstos últimos.

Ahora pienso. Y me doy cuenta de que el rechazo a determinadas asignaturas o ,por el contrario, esa pasión por otras se deben  en gran medida a quien me las ha impartido. Evidentemente el tipo de materia influye al respecto – no se digiere igual temario denso e infumable que disciplinas más interesantes – ,sin embargo, el papel que juega el talento del profesor lo hace mucho más.

Resulta que esto trasciende más allá del mero ámbito académico .Se trata de vidas. Cada asignatura es una pincelada de un determinado área, una oportunidad de conocer grosso modo un espacio de la realidad y decidir si  nos gusta o no. De averiguar en qué medida queremos que dicho campo forme parte de nosotros y dedicarnos a tal o cual cosa. De enfocar, en definitiva, nuestro existencia en base a ello. Pues bien, dicho esto, reconsideremos la trascendencia del profesor en nuestra vida. Adquiere una talla descomunal. En nuestra VIDA.

Siendo consecuentes con lo antedicho, bien podríamos extrapolar el mítico “somos lo que comemos” a “somos lo que nos enseñan”.  Pero ahora preguntémonos: ¿quiénes son los que nos enseñan?

 Ahí está el problema.

Hay tantos docentes buenos como malos, o por lo menos, hay muchos malos. Y me atrevo a hacer tal afirmación basándome exclusivamente en la estadística de mi experiencia académica, la cual, dicho sea de paso, no creo que difiera mucho de la del resto : todos hemos tenido – y tendremos – buenos y malos maestros.

No depende, por lo tanto, si no del puro azar el que te salga un profe rana, pues  si bien es cierto que tratamos de acertar eligiendo los mejores centros de enseñanza, nunca es posible acertar al cien por cien. Es realmente desalentador que nuestro futuro esté en manos de esta “lotería” ¿no os parece?

Qué tristemente típica situación la de que una asignatura sea impartida por varios profesores y a una clase le toque el bueno y a otra el malo. Y al garete los tropecientos alumnos de la clase del malo, que van a odiar su asignatura y a no aprender nada, al contrario que los otros, que disfrutarán conociéndola. Todo ello sin olvidar lo que, como he dicho antes, ello conlleva.

En fin .

Dado que fue hace unos días en la uni , en clase de un profesor que me encanta –uno de los buenos-, donde comencé a incubar esta entrada, no quiero cerrarla sin antes expresar lo afortunado y agradecido que me siento de haber aprendido de tan grandes maestros. Suena un poco blandito-repelente, pero es que es verdad, qué cojones.  En cuanto a los otros, a los malos, al título me remito.

Gman

Aleix Saló : irónico, didáctico y divertido.

Ya hace un tiempo desde que, trasteando por la red, encontré el primer vídeo –Españistán, si no me equivoco- de Aleix Saló ,un joven viñetista y cortometrajista catalán . Me ENCANTÓ.

Este ARTISTA-GENIO ha saltado a la fama por publicar una serie de cortos mediante los cuales trata de explicar en tono jocoso y muy muy ameno el panorama actual español y europeo. Ahí os los dejo.

Espero que os gusten, de verdad que , a mí, del primero al último, me parecen brutales.

Enhorabuena a Aleix Saló por su talento y trabajo. ¡Queremos más!

Gman.

La suma de todos

Somos unos hipócritas.

Ahora lo que se lleva es criticar a los políticos a full. Que si son todos unos ladrones y unos corruptos; la vergüenza nacional. Que si el país está en la mierda es por ellos. Que si tienen la culpa de todo…

Efectivamente, tenemos que indignarnos y quejarnos -con criterio, eso sí, por favor – ante semejante lacra e, incluso, no contentándonos sólo con criticar,  tratar de ponerle solución.

Sin embargo, no deseo hacer hincapié en eso, por considerarlo tema muy manido hoy día, sino en la necesidad de mirarnos un poquito más al ombligo y recapacitar sobre nuestras conductas.

 Palabras tan a la orden del día en nuestra actualidad política como fraude o corrupción  suenan terribles, ahora bien, ¿cuánta gente trata de evadir impuestos? ¿Cuánta gente no declara para cobrar el paro? ¿Cuánta gente vende o ingresa en negro para que no le retengan? ¿Cuánta gente se aprovecha de enchufismos en servicios públicos para obtener privilegios? ¿Cuánta gente, en definitiva, actúa en contra de la legalidad, en beneficio propio y detrimento del resto?

Todo esto, que atenuado por  anónimo y cotidiano, parecen tonterías sin importancia, son precisamente actos fraudulentos y corruptos, cuanto menos. Por lo cual me atrevo a decir que todos somos corruptos y defraudadores. En mayor o menor medida, evidentemente, pero lo somos.

 Pero claro, como este país es una mierda y los políticos son todos unos jetas y unos ladrones, y los millonetis no tienen escrúpulos, no voy a ser yo el tonto honrado que pague el pato. De esta forma, nos amparamos en la  sinvergonzonería de nuestros dirigentes para hacer, a diferente escala, lo mismo que les reprochamos. Pero, ojo, sin dejar de reprochárselo. Y así nos va.

 En vez de reflexionar y decir  “coño, tanto que me quejo de ellos y luego hago lo mismo…voy a ser consecuente y actuar de forma legítima”, o siquiera cortarnos a la hora de rajar a discreción, hacemos justo lo contrario, ¿ellos nos estafan?, pues hala, hacemos lo mismo. Que se jodan ¿Ellos? No, nos jodemos todos.

Cada uno es libre de actuar como quiera, pero hostia, seamos racionales. Que todos somos catedráticos en lo que haga falta y libres de pecado a la hora de criticar, pero cuando toca aplicarse el cuento… Consejos vendo y para mí no tengo.

 Y que quede claro que con esto no pretendo en absoluto justificar la vergonzosa realidad política que vivimos. No obstante, según dicen, los políticos son el reflejo de la sociedad, así que apliquémonos un poco el cuento. Recapacitemos.

Gman.

Pillar en Euskadi

¿Qué opinan los jóvenes vascos sobre el mito de que en Euskadi no se pilla?

Después de varias semanas de entrevistas , ¡por fin tenemos el vídeo!

¡Muchas gracias  de nuevo a todos los entrevistados!

Esperamos que os guste 🙂

Gman.